Especialistas hernia epigástrica 4

ESPECIALISTAS HERNIA EPIGÁSTRICA 3
Especialistas hernia epigástrica 3
mayo 20, 2020
ESPECIALISTAS HERNIA INCISIONAL
Especialistas hernia incisional
mayo 20, 2020
Show all

Especialistas hernia epigástrica 4

ESPECIALISTAS HERNIA EPIGÁSTRICA 4

Hernias abdominales: una enfermedad fácilmente solucionable

Especialistas hernia epigástrica 4

Una hernia abdominal es un órgano o tejido que pasa desde el interior del abdomen a través de un agujero en la pared del abdomen.  

En palabras simples, es un globo que aparece desde el interior del abdomen a través de un agujero.  

Se llama al globo un saco herniario y al agujero un anillo. Cuando el globo pasa a través del anillo, puede contener diferentes elementos (tejido graso, intestino delgado, colon o vejiga).  

Los más comunes son aquellos ubicados en la región inguinal, luego umbilicales, epigástricos (línea entre el esternón y el ombligo) e incisionales (cicatrices de cirugías antiguas).  

En los inguinales, que son los más frecuentes, se estima que hasta 1 de cada 4 hombres y una de cada 50 mujeres lo desarrollarán en algún momento de sus vidas. 

En el caso de los umbilicales, el 2% de la población lo padece. Sin embargo, a pesar de afectar a un gran número de personas, su mortalidad solo se asocia con complicaciones, principalmente relacionadas con el compromiso del tracto digestivo, lo que conduce a peritonitis y, posteriormente, sepsis.  

Riesgos 

Los riesgos de morir por la hernia o su cirugía son casi nulos. Para evitar desarrollar una hernia abdominal, el especialista aconseja tener cuidado con los siguientes factores de riesgo:  

  • Existe un mayor riesgo de hernia si la presión dentro del abdomen aumenta con frecuencia. Esto se observa en personas que están tosiendo (asmáticas), o con dificultad para orinar (víctimas de próstata), en aquellas que sufren de estreñimiento, obesidad, embarazo o que levantan pesas. 
  • Situaciones que disminuyen la resistencia de la pared abdominal: edad, tabaquismo (especialmente en mujeres), estilo de vida sedentario, enfermedades graves que afectan la nutrición y el tratamiento con corticosteroides.  
  • Las cicatrices quirúrgicas también son puntos de debilidad en la pared abdominal. Cuando aparece una hernia, la mayoría de las personas solo sienten un pequeño bulto que aumenta con la fuerza (aumenta la presión dentro del abdomen).  

Por lo tanto, a medida que la hernia crece de tamaño, puede hacer que la masa producida sea incómoda. Además, dado que la mayoría de ellos tienen contenido de tejido graso inicialmente, no sienten una gran incomodidad, pero cuando aumentan de tamaño, el intestino puede comenzar a salir, por lo que puede sentir dolor o ruido después de comer. 

Diagnóstico y complicaciones 

Una de las maneras en que se puede detectar si se tiene una hernia no complicada, es que no duelen (pueden ser sensibles a la palpación) y se pueden empujar (reducir) hacia dentro del abdomen con facilidad.   

El primer nivel de complicación, es que ya no vuelva hacia el abdomen cuando se empuja estando acostado.  

Esta hernia se denomina incarcerada y, generalmente, las molestias pueden aumentar.  

El siguiente estado de complicación de una hernia es la estrangulación. Esto puede presentarse bruscamente sin haber estado incarcerada 

Este es un cuadro grave, en el cual al contenido de la hernia le falta circulación y se infarta. Si sólo es tejido graso, puede producir dolor importante e inflamación local. Por otro lado, si en el interior de la hernia hay intestino, además de los síntomas locales, se acompaña de síntomas digestivos, como: náuseas, vómitos y falta de tránsito intestinal (deja de poder evacuar gases y deposiciones). 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *