HERNIA
Hernia
abril 14, 2020
HERNIA III
Hernia 3
abril 14, 2020
Show all

Hernia II

HERNIA II

Hernia

Hernia II.

La hernia es un problema frecuente. Produce una protuberancia local en el abdomen o la ingle. Generalmente es inofensivo e indoloro, pero a veces trae molestias y dolor. En este artículo, estudiamos qué es la hernia, sus causas comunes y cómo tratarla.

Datos Básicos

  • Las hernias generalmente no producen síntomas de molestias, pero las molestias abdominales pueden indicar problemas graves.
  • Por lo general, son fáciles de diagnosticar y solo necesitan escanear para encontrar y sentir la masa.
  • Puede elegir entre observación de cerca y cirugía correctiva; mediante cirugía abierta o incisión mínima.
  • La cirugía de hernia inguinal es más común en niños y ancianos, y aumenta la posibilidad de realizar una cirugía de hernia femoral durante toda la vida.

¿Que es la Hernia?

La hernia ocurre cuando el peritoneo está débil o roto.

Este defecto del peritoneo hace que los órganos y tejidos penetren o sobresalgan, lo que produce bultos o protuberancias.

Cuando una persona se acuesta, el bulto puede desaparecer y, a veces, puede volver a su posición original debajo de la piel. La tos hará que resurja.

Tipos de Hernias

Las hernias a menudo ocurren en las siguientes áreas:

  • Ingle: la hernia femoral produce una protuberancia debajo de la ingle. Esto es más común en mujeres. Las hernias inguinales son más comunes en los hombres. Es una protuberancia en la ingle que puede alcanzar el escroto.
  • Parte superior del estómago: cuando la parte superior del estómago abandona la cavidad abdominal a través de la abertura del músculo y entra en la cavidad torácica, aparecerá un hiato o hernia de hiato.
  • Ombligo: aparece un bulto en esta área debido al cordón umbilical o hernia del cordón umbilical.
  • Cicatrices quirúrgicas: la cirugía abdominal previa puede causar hernias incisionales a través de cicatrices.

Causas

A excepción de la hernia incisional (complicación de la cirugía abdominal), en la mayoría de los casos, no hay una causa obvia de hernia. El riesgo aumenta con la edad, y los hombres son más comunes que las mujeres.

Las hernias pueden ser congénitas (aparecer al nacer) o desarrollarse en niños con paredes abdominales débiles.

Las actividades y los problemas médicos que aumentan la presión de la pared abdominal pueden causar hernias. Estos incluyen:

  • Esfuerzos para usar el baño (por ejemplo, debido al estreñimiento a largo plazo) .
  • Tos continua.
  • Fibrosis quística.
  • Próstata agrandada.
  • Dificultad al orinar.
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Levantamiento pesado.
  • Diálisis peritoneal.
  • Desnutrición.
  • Consumo de tabaco.
  • Esfuerzo físico.
  • Testículos no descendidos.

Factores de Riesgo Hernia Incisional

  • Debido a que la hernia incisional es el resultado de una cirugía, el factor de riesgo más obvio es una intervención quirúrgica reciente en la zona abdominal.

Las personas son más susceptibles a la infección de 3 a 6 meses después de la operación, especialmente en las siguientes situaciones:

  • Participaron en actividades intensas.
  • Aumento de peso
  • Embarazo

Todos estos factores pueden ejercer presión adicional sobre el tejido a medida que sana.

Factores de Riesgo Hernia Inguinal

  • Las personas con mayor riesgo de hernia inguinal incluyen:
    • Los ancianos.
    • Un pariente tiene una hernia inguinal.
    • Personas que solían tener hernia inguinal.
    • Fumadores, porque los químicos en el tabaco debilitan los tejidos y aumentan la posibilidad de hernia.
    • Personas con estreñimiento crónico.
    • Nacimiento prematuro y bajo peso al nacer.

Factores de Riesgo Hernia Umbilical

Las hernias umbilicales son más comunes en bebés con bajo peso al nacer y bebés prematuros.

Entre los adultos, los factores de riesgo incluyen:

  • Embarazos múltiples.
  • Ser mujer.

Factores de Riesgo Hernia Hiatal

El riesgo de hernia hiatal es mayor en las siguientes poblaciones:

    • Mayores de 50 años.

Síntomas

En muchos casos, las hernias no son más que inflamaciones indoloras sin problemas y no requieren atención médica inmediata.

Sin embargo, las hernias pueden causar molestias y dolor, y los síntomas generalmente empeoran al pararse, hacer esfuerzo o levantar objetos pesados. La mayoría de las personas que notan hinchazón o aumento del dolor finalmente verán a un médico.

En algunos casos, como cuando una porción del intestino está bloqueada o estrangulada por una hernia inguinal, la hernia requiere cirugía inmediata.

Si una hernia inguinal produce enfermedad abdominal aguda, busque atención médica de inmediato, por ejemplo:

  • Náuseas y vómitos.
  • El bulto no se puede restaurar a su posición normal en el abdomen.

En este caso, la hinchazón suele ser compacta y sensible y no se puede restaurar a su ubicación original debajo de la piel del abdomen.

Un hiato o hernia de hiato puede producir síntomas de reflujo ácido, como acidez estomacal, que es causada por el ácido del estómago que ingresa al esófago.

Tratamiento

Para las hernias asintomáticas, la observación y la espera son normales, pero esto puede suponer un riesgo para ciertos tipos de hernias (como las hernias femorales).

Dos años después del diagnóstico de hernia femoral, el 40% de las personas causan estenosis intestinal.

No está claro si la cirugía que no es de emergencia vale la pena reparar la hernia si no hay síntomas y la hernia puede perforar el abdomen.

El Colegio Americano de Cirujanos y algunas otras instituciones médicas creen que, en este caso, la cirugía electiva no es necesaria porque recomiendan una observación cuidadosa.

Otros recomiendan reparaciones quirúrgicas para eliminar el riesgo de estenosis intestinal posterior. Esta complicación es cortar el suministro de sangre al área del tejido y requiere procedimientos urgentes.

Estas autoridades de salud creen que la cirugía temprana y de rutina es preferible a la cirugía de emergencia de mayor riesgo.

Tipos de Cirugía

Aunque la elección de la cirugía depende de las circunstancias del individuo, incluida la ubicación de la hernia.

Existen dos tipos principales de cirugía de hernia: cirugía abierta y cirugía laparoscópica (cirugía de incisión mínima)

  • La reparación quirúrgica abierta. Puede cerrar la hernia mediante sutura, malla o ambas, y cerrar la herida quirúrgica en la piel con sutura, grapas o pegamento quirúrgico.
  • La reparación laparoscópica. Se usa para operaciones repetidas para evitar cicatrices previas, aunque generalmente es más costosa, es poco probable que cause complicaciones como infección.

La reparación quirúrgica de hernias guiadas por laparoscopia permite el uso de incisiones más pequeñas, lo que permite una recuperación más rápida de la cirugía. La reparación de la hernia es lo mismo que la cirugía abierta, pero guiada por una pequeña cámara y una luz insertada a través de un catéter. El instrumento quirúrgico se inserta a través de otra pequeña incisión. El abdomen se llena de gas para ayudar al cirujano a ver mejor y proporcionar espacio de trabajo; toda la operación se realiza bajo anestesia general.

Hernia Pediátrica

La hernia inguinal es una de las enfermedades quirúrgicas más comunes en bebés y niños.

En 2014, se realizó una revisión sistemática, recolectando datos durante 20 años sobre la reparación convencional de hernia abierta (herniorrafia) y la reparación laparoscópica de hernia (herniorrafia) para bebés y niños, y descubrió que la cirugía laparoscópica es más rápida que la cirugía abierta para las hernias bilaterales. Sin embargo, no hubo diferencias significativas en el tiempo de operación de la reparación unilateral de hernia inguinal.

Las tasas de recurrencia de los dos procedimientos son similares, pero la cirugía abierta, especialmente en los lactantes, es más propensa a complicaciones, como infecciones de heridas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *